Handout 17

CONVERSACIONES ACERCA DE DIOS

25 de mayo de 1984. Iglesia de la Universidad de Loma Linda.

Número diecisiete: “El esfuerzo final de Satanás por engañar”, otra mirada al último y más diabólico intento del enemigo de confundirnos para que nos unamos a él en este gran conflicto acerca del carácter de Dios y su gobierno.

El libro de Apocalipsis no solo describe el último ruego de Dios a sus hijos (capítulo 14) sino también el esfuerzo final de Satanás por engañar (capítulo 13). Aunque Jesús dijo que Él “veía a Satanás caer del cielo como un rayo” (Lucas 10:18), el derrotado enemigo de Dios y del hombre todavía “anda como león rugiente” (1 Pedro 5:8), porque sabe que le queda poco tiempo (Apocalipsis 12:12). El mismo cuyo demente deseo de ser Dios condujo a la guerra en el cielo parecerá, al final, de gozar de un éxito total. “Todos los habitantes de la tierra le adorarán”, excepto quienes prefieren creer el testimonio de Jesús acerca de su Padre (Apocalipsis 12:17) y así permancen leales a Dios (Apocalipsis 14:12). Naturalmente que estos leales son el objetivo especial de los esfuerzos de Satanás por engaña­r. Si aun ángeles pudieron ser arrastrados, ¿cómo esperamos nosotros, simples humanos, resistir la más astuta persuasión? La historia nos advierte del exceso de confianza propia. Hasta el pueblo escogido de Dios en la tierra prometida fue engañado a crucificar a su Redentor para luego apresurarse a llegar a casa para guardar el sábado santo. ¡Ellos leían sus Biblias, pagaban sus diezmos, vigilaban su dieta, y odiaron la imagen que del Padre presentaba Jesús! ¿Será posible que nosotros seamos similarmente engañados?

Así como a lo largo de los siglos Dios ha demostrado que es digno de confianza, así Satanás ha mostrado su habilidad y disposición a engañar. Sus falsificación de la primera venida de Jesús en las “religiones de misterios” debiera alertarnos de su brillante falsificación de la segunda venida en el tiempo del fin. Puesto que la verdad y las pruebas no favorecen a Satanás, él ha contra atacado con la ampliamente sostenida creencia de que la fe religiosa no necesita pruebas, que no es necesario investigar las declaraciones religiosas. Temas tales como el del pecado, la expiación (reconciliación), la cruz, la ley, el juicio, la intercesión de Cristo, la destrucción de los impíos, todos han sido torcidos para apoyar sus desviadas respresentaciones de nuestro Dios. ¿Cómo podemos prepararnos para resistir su sus finales esfuerzos para engañar?

Textos bíblicos incluidos:

Apocalipsis 4:8, 11; 15:3, 4. “Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso… Tú eres digno, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y el honor y el poder… Grandes y admirables son tus obras, Señor Dios, Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los pueblos. ¿Quién  dejará de temerte? ¿Señor quién no alabará tu Nombre? Sólo tú eres santo, y todas las naciones vendrán a adorarte, porque se ha manifestado la justicia de tus actos” (La Biblia Palabra de Dios).

Lucas 10:18.“Yo veía a Satanás caer como un rayo” (Reina Valera 1960)

Apocalipsis 12:12. “Por lo cual regocijaos, cielos y los que moráis en ellos. ¡Ay de la tierra y del mar! Porque el diablo ha descendido a vosotros con gran furor, sabiendo que tiene poco tiempo”  (La Biblia de las Américas).

1 Pedro 5:8, 9. “Estad alerta y velad, que vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda rondando y busca a quién devorar, al cual resistiréis firmes en la fe”  (Nácar- Colunga).

Apocalipsis 13:5, 7, 8, 10. “A la bestia le fue dada una boca… para blasfemar contra Dios, se le concedió hacer la guerra a los santos y vencerlos… Y la adorarán todos los habitantes de la tierra cuyo nombre no está inscrito, desde la creación del mundo, en el libro de la vida… Aquí se requiere la paciencia y la fe de los santos”  (Biblia de Jerusalén 1976).

Apocalipsis 12:17. “Los que obedecen los mandamientos de Dios y siguen fieles al testimonio de Jesús”  (Dios Habla Hoy).

Juan 8:48. “Los judíos le replicaron: “Tenemos razón en decir que eres un samaritano y que estás poseído por un demonio”  (Biblia Latinoamericana 1995).

Mateo 23:15, 23, 24. “¡Ay de ustedes,  maestros de la ley y fariseos,  hipócritas!  Recorren tierra y mar para ganar un solo adepto, y cuando lo han logrado lo hacen dos veces más merecedor del infierno que ustedes… Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino.  Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley,  tales como la justicia,  la misericordia y la fidelidad ¡Guías ciegos! Cuelan el mosquito pero se tragan el camello” (Nueva Versión Internacional).

Juan 18:28. “Luego los judíos llevaron a Jesús de la casa de Caifás al palacio del gobernador romano. Como ya amanecía, los judíos no entraron en el palacio, pues de hacerlo se contaminarían ritualmente… pues de hacerlo se contaminarían ritualmente y no podrían comer la Pascua” (Nueva Versión Internacional).

Juan 19:31.“Era viernes, y al día siguiente sería la fiesta de la Pascua… ese sería un sábado muy especial… Los jefes judíos no querían que en el día sábado siguieran los tres hombres colgados en las cruces, porque ese sería un sábado muy especial. Por eso le pidieron a Pilato ordenar que se les quebraran las piernas a los tres hombres. Así los harían morir más rápido y podrían quitar los cuerpos” (La Biblia en Lenguaje Sencillo).

Mateo 7:23. “Muchos me dirán en aquel día del juicio: ¡Señor, Señor!, ¿pues no hemos nosotros profetizado en tu nombre, y lanzado en tu nombre los demonios, y hecho muchos milagros en tu nombre? Mas entonces yo les contestaré: Jamás os he conocido” (Torres-Amat).

Apocalipsis 3:15-17. “Sé todo lo que haces… no eres ni frío ni caliente. ¡Sería bueno que fueras lo uno o lo otro! Como eres tibio, no frío ni caliente… te voy a escupir de mi boca. Tú dices que eres rico, que tienes cosas en abundancia y que no necesitas nada, pero no te das cuenta de que en realidad eres un desdichado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (La Biblia Palabra de Dios para Todos).

1 Juan 4:1, 2. “Amados, no creáis a todo espíritu,  sino  probad  los  espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. En esto conoced el Espíritu de Dios. Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios”  (Reina Valera 1909).

Copyright © 2010 - 2017 Speaking Well of God, Inc. All rights reserved. Terms of Use | Privacy Policy | Website by NewBlood